Fachadas comerciales

Al igual que cualquier escaparate, un mural en la fachada de un comercio o local de hostelería puede ser un gran atractivo añadido para el negocio, capta la atención de todo aquel que pasa por delante, bien sea caminando o en coche. Las grandes dimensiones de este reclamo hacen que nadie lo pase por alto.

Ladrillo, azulejo, muro enfoscado… casi cualquier superficie de fachada permite ser pintada.