Entradas garaje

Generalmente, cuando estos espacios son ocupados por murales, además de dotarse de color, suelen ser más respetados por estos escritores de grafiti.

Un problema habitual en las entradas de garajes suelen ser las pintadas vandálicas que ensucian y afean el espacio. Muchas veces el pintar y blanquear los muros tan solo sirve para hacer más atractivo y tentador el muro y que parezca un “lienzo en blanco” para aquellos que dejan sus antiestéticas firmas.